¡Una escuela viva!

Unos ya estaban…otros, tuvimos el privilegio de sembrarlos y verlos crecer. Ahora, todos se convirtieron en uno de los principales elementos que definen la identidad de Santa Ana Country Club. La gran variedad de árboles que se encuentra en nuestras zonas verdes enriquecerá su experiencia en el club.

En este artículo le contamos datos interesantes y características particulares de algunos de estos seres maravillosos.

  • Cornizuelo (Vachellia collinsi). Esta especie se encuentra de forma natural en el club. Su tronco se caracteriza por unas espinas bifurcadas y huecas, similares a la cachera de un toro. Normalmente, en ellas habitan colonias de hormigas, en una relación simbiótica. El cornizuelo les provee casa y alimento (de las glándulas de sus hojas extraen azúcares); a cambio, las hormigas patrullan el árbol y le dan protección.
  • Pero no se asusten; estos árboles están ubicados lejos de los senderos y por sus espinas, el árbol no inspira tocarlo. ¡Sabia naturaleza!
  • Capulin (Muntingia calabura). Se distingue por su rápido crecimiento (puede llegar a medir 7- 8 m) y una atractiva floración blanca. Produce enorme cantidad de frutos rojos de agradable sabor dulce, que además atrae aves y murciélagos. Su presencia embellece cualquier espacio, porque además es casi seguro que lo visiten los hermosos pájaros agüíos.
  • Targuá (Croton draco). Nos encanta estar cerca de este gran árbol. Puede alcanzar los 8 m, como un poste de luz. Lo podemos identificar por su encantadora copa, en forma de sombrilla. Se considera una planta medicinal, debido a las cualidades astringentes y anti-inflamatorias de su sabia, conocida como Sangre de dragón, por su color rojizo. Este líquido ayuda a cicatrizar rápido las heridas, por lo que es útil para problemas de encías, gastritis y úlceras, incluso se puede conseguir en macrobióticas.
  • Chillillo (Phyllantus acuminatus). Estudios han revelado que su consumo podría disminuir el cáncer del estómago.
  • Guarumos (Cecropia obtusifolia). Estos árboles podrían brindarle al club, la oportunidad de albergar mayor diversidad. El guarumo se asocia a la presencia del oso perezoso de tres dedos. Quizás más adelante logremos ser el hogar de un mamífero ¡tan especial!
  • Cedro (Cedrela odorata). Probablemente estamos familiarizados con esta especie. Su madera se utiliza para elaborar muebles. También nos puede sorprender su altura, de hasta 30 m.
  • Cristobal (Platimiscyum pinnatum). Se considera una madera preciosa y está catalogada en la categoría de amenaza. Su tala está prohibida y en el club, nos sentimos orgullos de tener sembrados y bajo nuestra protección cerca de 10 árboles de su clase.
  • Supara (Hauya elegans). En el presente, es un árbol inusual y hasta cuesta encontrarlo en la naturaleza. Anteriormente era común observarlo en el Valle Central, pero los procesos de urbanización limitaron su reproducción. Tiene una floración muy agradable a la vista y será uno de los árboles que podrá conocer en SACC.

Cuando recorra los senderos de Santa Ana Country Club, o disfrute de nuestras zonas verdes, tendrá a su alcance una escuela viva. ¡Tanto por aprender! ¡Hagámoslo juntos!